Narciso Cerezo

Tecnología y emprendizaje

Inauguración

Sea cual sea la profesión de uno, la vida es un constante aprender. Pero quizás hay dos cosas que nos hacen aprender más aprisa que el resto: los fracasos y los demás.
Los fracasos nos enseñan lecciones muy duras, que pueden llegar a minar nuestra voluntad, pero gracias a ellos somos más sabios y tomamos mejores decisiones, que es de lo que se trata.
Los demás nos enseñan nuevas formas de ver las cosas, y nuevos conocimientos, pero esto no es posible sin una interacción con otros individuos (los fracasos son una experiencia í­ntima y personal). Esa interacción hay que fomentarla cada dí­a, en nuestro trabajo, en nuestra vida personal y, gracias a los blog, ahora podemos extender esa comunicación al mundo entero.
Así­ que ya sabéis cual es mi intención con este blog: enriquecerme (en el terreno intelectual y humano, claro ;-) ).