Narciso Cerezo

Tecnología y emprendizaje

Agosto del 2006

El emprendizaje en Europa

Hace tiempo ya que no escribo, y espero que mis pocos lectores lo comprendan y lleguen al final de este extenso artículo, os lo agradezco por adelantado.
Últimamente se escribe mucho sobre el tema del emprendizaje en Europa (sobre lo difícil que es, claro) y no se si eso quiere decir que algo está cambiando, pero al menos creo que indica que la preocupación se hace más patente y que hay cierta voluntad de cambiar las cosas, o eso quisiera pensar.
Hace poco Rogelio hablaba sobre el tema, sobre el pobre ecosistema que hay para el emprendedor. Realmente tiene razón en que no existe ni capital riesgo ni ayuda de la prensa ni de nadie, está uno solo ante el peligro.
También David Hornick, aunque él habla de Europa en general (a España ni la menciona, claro) y lo que cuenta es como lo que hay aquí, solo que aquí es peor. Entre los comentarios se aportan algunas claves interesantes de por qué en Europa las cosas no van igual que en USA, y que también afecta a por qué en España son peores.
También Rogelio hablaba sobre el emprendizaje y los ingenieros (informáticos), igual que mi amigo Sergio Montoro que da algunas pinceladas sobre el tema.
Son temas que se entremezclan y que me interesan mucho, como emprendedor, empresario e ingeniero informático, con una empresa de Internet aunque no 2.0.
Pero vamos al tema, aunque a mi me gustaría tener la misma independencia que tiene Rogelio y poder hablar sin pensar en las consecuencias desde el otro lado del charco y con el negocio bien asentado (y que conste que lo digo con admiración). No es mi caso, pungo por sacar mi empresa adelante en un ecosistema que no es ni mucho menos favorecedor.

En la parte negativa del asunto tenemos:

El mercado objetivo

En USA el mercado PYME (que los pequeños se olviden de ir a grandes cuentas) es muy grande, y aunque hay mucha empresa que sólo es el propio empresario, hay más que tienen varios empleados. Hablamos de 770 mil de un total de cerca de seis millones de empresas, con un total de 113 millones de personas empleadas. Todos hablan inglés (por mucho que cada vez haya más hispano hablantes, estos también hablan inglés). Todos tienen conciencia de ser un país, aunque cada estado tenga sus propias leyes e idiosincrasia.
En Europa tenemos un montón de paises, donde cada cual habla un idioma diferente y donde todos piensan que su culo es mejor que el del vecino. Si encima nos vamos a España, ya es el desmadre, aquí somos cuatro gatos y nos pegamos entre nosotros con seis lenguas diferentes. Además que hay más microempresas que en USA (proporcionalmente, claro).
En España la legislación es tremendamente mala para la proliferación de empresas, ya que la descentralización de competencias en ese "café para todos" que decía un amigo catalán, todos tienen legislaciones diferentes para las mismas cosas, complicando notablemente a las empresas salir de su comunidad autónoma.
Y encima no hacemos más que mirarnos el ombligo, como dice Martín Varsavsky en "España poco Interesa al Mundo y el Mundo poco Interesa a España". Aquí las películas todas dobladas (que parece ser que es cosa de la época franquista para controlar el contenido de los diálogos), las canciones todas en Español, y los libros también aunque sean pocos. Yo que casi toda la música que escucho es en inglés, y que hace años que casi todo lo que leo (técnico y novelas) también, pues me siento un poco raro, la verdad.

La cultura del emprendizaje

En España, si quieres emprender ponte un bar de copas, que eso triunfa. O quizás una fábrica de chorizos o un negocio de politonos, que toda esas cosas las entendemos y nos encantan.
Aquí llegas a un posible inversor y le dices que vas a montar un hotel rural y no pasa nada, pero le dices que tienes una innovación tecnológica importante en el terreno de las nuevas tecnologías y la cara es impresionante, y si encimas vas y le dices que es algo con enfoque internacional pues ya te contesta "¿Pero tu te has fumado algo, chaval?".
Encontrar empleados que piensen que el empresario es un tío que ha arriesgado y que les da trabajo, y no un explotador que vive a costa de robar a sus empleados, hay veces que es difícil. Yo no me quejo, mis empleados son buenos y creo que tienen perfecta conciencia de dónde están y lo que significa, en cierta medida se puede decir que son también emprendedores porque colaboran en una apuesta, asumen un riesgo, que es de lo que se trata.
Eso en un país donde el éxito se traduce en ser funcionario, con todo el respeto para ellos (mi padre lo es), o en ser notario (doy fe, como "el luisma" de la serie Aída).

La educación
Si tienes un título universitario tienes que aguantar a diario que te digan "si eso no sirve para nada" o "eso ya lo regalan con las cajas de galletas". Yo no soy precisamente un defensor a ultranza de los títulos universitarios, de hecho empecé y me pilló la burbuja de Internet por medio, con lo que al final la cosa se quedó ahí hasta que decidí terminar (compatibilizando universidad, trabajo y familia). Y es algo que cuesta trabajo y esfuerzo para que vengan a decirte que eso se saca con la gorra y que para ser informático no hace falta estudiar. Así nos va la cosa. A ver cuando entiende la gente que un albañil con 30 años de experiencia puede hacer una casa de dos plantas y hacerlo bien, pero jamás podrá hacer un edificio de 10 plantas ni un puente, porque para eso hace falta algo más que experiencia, hace falta ser arquitecto. Y con la informática pasa lo mismo, podrás ser un crack tirando líneas de código, pero si no sabes lo que es un autómata finito nunca podrás enfrentarte correctamente a ciertos problemas y la solución será nefasta. La de veces que he tenido que sufrir eso.
Si a esto añadimos que la educación universitaria tampoco es de lo mejor, pues apaga y vamonos. Y no es que lo que se imparte se haga mal o tenga poca profundidad, creo que en España se peca de exceso de profundidad y de mala orientación. Por que a mi que venga alguien y me explique cómo es posible que yo tuviera asignaturas como "Historia de la ciencia" en segundo curso de carrera, en una carrera de seis años en la que no se daba orientación ninguna para cosas más importantes como serían los conocimientos mínimos de gestión de empresas para poder ser empresario, no sólo un machaca-teclados.
Sergio dice además que los ingenieros somos malos como empresarios (y lo dice un ingeniero, que conste) porque sólo queremos sacar productos perfectos porque nos guía algo más que el dinero. Tiene razón, a mi me guía algo más que el dinero, el deseo de hacer algo que realmente me gusta y me apasiona, pero lucho con mi yo interior para evitar ese tipo de cosas (sacar productos perfectos), al fin y al cabo las empresas son para ganar dinero. (Por eso no existe la Web 1.0 ni la 2.0, Internet lleva mucho tiempo ahí y las empresas no son "de Internet" ni "Web 2.0", son máquinas de generar beneficios económicos).

El apoyo institucional
Ya que el capital riesgo no acompaña, ni la cultura, ni tantas otras cosas, se podría pensar que las instituciones deberían hacer algo. De hecho se les llena la boca de decirlo y salen en todas las fotos posibles para "apoyar" el emprendizaje.
Yo de momento, he visto como las subvenciones para "el desarrollo tecnológico" y para la innovación son exclusivamente para las empresas que lo aplican, no para las que lo fabrican (excluidas expresamente). Aunque la verdad, para que te den el 50% de la inversión y luego tengas que pagar el 30% de la misma en el impuesto de sociedades, pues no se si merece la pena.
También he visto como se construyen oficinas para favorecer la implantación de nuevas empresas tecnológicas, y luego se dan estas oficinas a una gran empresa multinacional para montar un call-centre, toma innovación y toma empresa que empieza, como si no pudieran pagarse ellos un edificio y quince más, pero queda precioso en los periódicos.
Y seguiría hablando, pero lo cierto es que hoy por hoy prefiero callar, ya hablaré más adelante.

Y en la parte positiva tengo que hablar casi más de cosas que me han pasado que de términos generales, pero algo es algo:

Algo cambia en el SIMO
Hace casi un año criticaba el contenido del simo, y lo hacía con razón porque la feria había perdido mucho con respecto a sus orígenes. Ahora creo que algo importante ha cambiado. Este año el SIMO tendrá una sección de "Vivero" que se promocionará mucho, y en la que dejarán gratuitamente un stand a unas cuantas empresas recientes e innovadoras. Por supuesto Elondra se ha presentado, no se si nos cojerán o no, pero en cualquier caso creo que es algo de agradecer y sobre todo un indicativo de cambio.

Algunos si que quieren ser partners de Startups
Pues resulta que nosotros nos hemos encontrado con dos grandes empresas que si que quieren ser partners nuestros, en contra de lo que dice David Hornick que sucede en términos generales.
Por un lado Amena/Orange, que nos escuchó y le gustó mucho lo que ofrecemos. Para nosotros siempre será algo que tendremos en cuenta, ya que Vodafone por ejemplo, pasó del tema con una falta de profesionalidad increible.
Por otro lado una empresa norteamericana de hardware de la que no puedo dar detalles aún, pero que por esas casualidades del destino, supo que trabajábamos sobre móviles, lo que hacíamos, cómo integramos diferentes dispositivos con estos, y se interesaron en colaborar con nosotros. Hace un par de semanas que tuve una conference call con cuatro personas en la costa oeste de USA y otra más de su sede europea, y de momento la cosa va bastante bien. Espero muy buenos frutos de ese asunto.

Resulta que también hay ángeles
Y no me refiero a "Ángeles de Negocio", sino a personas que de pronto te brindan su mano desinteresadamente. Y como de bien nacidos es ser agradecidos, hay que tomarla, ver dónde te lleva, y agradecerlo con hechos sea cual sea el resultado final. Llegado el momento, y con el permiso de los "ángeles", les citaré a modo de pequeño reconocimiento.

Y lo cierto es que quisiera escribir algo más en esta sección, espero poder hacerlo de aquí a un tiempo, pero ya no da para más.

En resumen:
  • En España/Europa, tenemos que dejar de mirarnos el ombligo y recapacitar sobre el hecho de que todo ser humano viviente desciende de una de las siete hembras homo sapiens sapiens que vivieron hace ya muchos años.
  • Necesitamos homogeneidad legal, un marco común real de operación, y adoptar una "lingua franca". Luego que cada cual utilice la que quiera en su intimidad, pero esto es de radical importancia para los negocios, y aplica especialmente a los españoles, que los europeos en general tienen esta asignatura mucho mejor resuelta.
  • Apoyo de las instituciones, aunque aquí no tengo mucha esperanza, la verdad.
  • Reforma educativa. Llegados a la universidad debería terminar la formaciónn general y centrarse en los temas específicos de cada carrera. La única parte que debiera darse como común en todas sería cierta preparación para el emprendizaje, que como mínimo serviría para conocer mejor el funcionamiento de una empresa, donde la mayoría termina trabajando.