Narciso Cerezo

Tecnología y emprendizaje

Por qué BaseMovil no es Web 2.0

Leyendo el reciente artículo de Javier Martín, he vuelto a reflexionar sobre el tema de por qué mi proyecto BaseMovil no es Web 2.0.
Independientemente de que está muy claro que yo, al igual que Rogelio, sólo puedo invertir en lo que he invertido, que es mi propio proyecto, es muy difícil que alguno de los comentaristas de Javier decidiera apostar por nosotros, ya que no cumplimos ninguno de los estereotipos de la Web 2.0. Se podría decir que no somos "cool".
  1. No usamos palabras chulas: mashup, agregador, conversación, video, ajax, mistol, buzz, red social.
  2. No somos mass-market, sino enterprise-market.
  3. No comenzamos "a la YouTube", sino que desde el principio invertimos todo el dinero, tiempo, recursos, dedicación y entusiamo que tenemos a este proyecto.
  4. De verdad hemos desarrollado una tecnología, no solo un servicio.
Matizando un poco todo esto, lo de las palabras chulas es así de cierto. Es posible que lo de los mashup llegue de aquí a poco, y lo del ajax igual también, aunque como no será algo visible públicamente pues estamos en las mismas (estará en al interfaz de administración de nuestros clientes). Aunque Ajax pone algo más de estrés en la coctelera, porque si quieres llegar a todo el mundo o pones una interfaz html lo más sencilla posible o si te metes a cosas como Ajax tienes que tener una página sin ello, y mantener dos versiones de lo mismo, que es engorroso y costoso. Hay que evaluar muy seriamente si merece la pena.

Lo del mass-market está muy claro, casi todos los proyectos Web 2.0 (que poco me gusta esta expresión) tienen su mercado potencial en un grupo de clientes muy amplio, usuario final en casi todos los casos (a excepción de las redes de tipo profesional como eConozco).
En realidad yo casi diría que muchos de estos son para geeks, como MobuzzTV, más que para un público amplio como el de YouTube, Google o Yahoo!
Nosotros en cambio vamos al mercado empresarial, que tiene una forma muy diferente, sus preocupaciones y barreras de acceso son diferentes, y en general algo más accesible que el del público general y el ocio.
Quien sabe si cuando abramos las APIs a terceros no habrá soluciones para consumo, a nosotros se nos han ocurrido algunas, pero como lo principal en esto de emprender es el foco, foco, foco, pues de momento se quedan ahí en el tintero a ver si no se nos adelantan para cuando tengamos recursos suficientes para destinar a esas cosas.

Con lo de la inversión pasa un poco lo mismo, y aunque estoy generalizando con los riesgos que ello conlleva, son muchos los proyectos Web 2.0 que se inician para uso limitado, en el tiempo libre, con dedicación muy limitada, y que al final si salen adelante es porque tienen la suerte de encontrar una comunidad que le gusta, como YouTube. Que conste que no me parece mal, al contrario, me parece muy bien y me alegro por aquellos a los que les sale bien la historia, pero desde un punto de vista de inversor, creo que se suele tener muy en cuenta la dedicación y la inversión personal en el proyecto, porque demuestran un verdadero compromiso por la idea y por la empresa. Digamos que a un inversor le gusta saber que tu has puesto todo tu dinero y tu tiempo en el proyecto, no da muy buena espina eso de "pon tu el dinero y se eso ya eso". Es opinión personal, claro, pero esto lo he leido muchas veces en los blogs de inversores y otros sitios similares.

Y finalmente la tecnología... Está claro que no es una condición indispensable, y tampoco es una condición suficiente para el éxito de una empresa o proyecto, sin embargo esto es algo que nos vuelve a diferenciar de la mayoría de los Web 2.0 (de nuevo generalizo y seguro que meto la pata).
Nosotros hemos conseguido que un teléfono móvil pueda almacenar bases de datos de muchos Mb, con muchos miles de registros por tabla, con muchas decenas de tablas. Por supuesto, puede buscar en milisegundos cualquier valor, incluso búsquedas de texto completo, y puede sincronizar estos datos con cualquier backend, para que la empresa tenga en el móvil una auténtica extensión de su sistema de gestión o ERP. A esto le añades que supera a las PDA en eficacia, rapidez, sencillez de uso, sencillez de instalación, sencillez de comunicación, y tienes un caballo ganador. Ahora tenemos que demostrarlo, claro.
En este asunto me hizo mucha gracia lo que me decía un finlandés en el forum nokia cuando trataba de hacerles llegar un bug que habíamos descubierto en el software de la serie 60:

First of all, multimegabyte, hundreds of "recordStores", thousands of "records" and mobile devices just don't belong to same sentence.



Me gusta tanto que creo que la vamos a usar dentro del marketing de la empresa, porque luego este mismo usuario se preguntaba cómo era posible. Es una de esas pequeñas historias que te animan el día con eso de que "si, es mi criatura".

Este post de Javier me ha llamado especialmente la atención por la coincidencia de su temática, ya que ayer justamente decidimos en el consejo de administración iniciar la búsqueda de capital riesgo para financiar una expansión rápida y la línea de negocio para ISVs.
Por cierto, Javier, que no crea que somos Web 2.0 no significa que no agradezca el enlace y los comentarios, de hecho nos llegan visitas con cierta frecuencia desde tu blog. ¿Igual somos Mobile 2.0? :)

Y respecto a ti, estimado lector, ¿Crees que me equivoco? Me encantaría leer tus comentarios al respecto, y discutirlos amigablemente.