Narciso Cerezo

Tecnología y emprendizaje

El concepto de Innovación

Todos sabemos que no se debe basar un plan de negocio en las subvenciones, pero que hay que intentar acogerse a las que se pueda. No hay que desperdiciar recursos económicos.
Sin embargo, solicitar subvenciones tiene una parte que es como el laberinto del minotauro, como la parafernalia que rodea al te en Japón, como las escaleras de Martin Escher.
Desde el CEEI donde tenemos las oficinas de Elondra nos pasan los pliegos de condiciones de diferentes subvenciones, y ahora nos ayudan a través de una consultora especializada que te confecciona la documentación y te ayuda en su presentación. Hacen un buen trabajo, pero siempre chocamos en el mismo sitio: El Concepto de Innovación.
En lo que se refiere a las TIC, el gobierno (central, regional, etc) incide mucho en que es vital la incorporación de las TIC en la PYME, que hay que innovar en materia de TICs, y para ello da subvenciones.
Sin embargo, estas subvenciones suelen excluir explícitamente a las empresas de software, es decir subvencionan a quien aplica la innovación, pero no a quien la produce.
Las implicaciones de esta política son numerosas, pero sin duda la más evidente es que se está promocionando el uso de tecnología extranjera y coartando el desarrollo de tecnología española.
Si seguimos profundizando, eso nos lleva a que en la mayoría de los casos esto se traduce a software norteamericano, y generalmente software privativo y cerrado. No parece que case mucho con la política de favorecer el software libre y los estándares abiertos.
Si no se apoya el crecimiento temprano de las empresas de tecnologías de la información, nunca se creará ese tejido que todos dicen querer crear, ese que queda tan bien en la foto de los periódicos y en el telediario de las tres.
¿Cómo puede acceder una startup de software a subvenciones? Pues lo tiene muy complicado, porque para entrar en las opciones que si cubren a quien produce la innovación tienes que estar en un estado que ya no tiene nada que ver con temprano. Hablamos de PROFITs, NEOTEC, CDTI en general y similares. En estos casos lo normal es que tengas que proponer un proyecto de 1 millón de euros para arriba, del cual tienes que aportar una cantidad muy grande (en NEOTEC te ponen hasta 300.000€ o 400.000€).
¿Qué os parece? Personalmente, creo que es fantástico y que si tuviera los 600.000€ restantes no dudaría en solicitar una de estas ayudas, pero falta, lo que se dice falta como que no me iba a hacer realmente.
Si tienes 600.000€ para empezar ya puedes hacer unas cuantas cosas tu solito.
En nuestro caso concreto, Elondra ha sido seleccionada para el Vivero SIMO 2006 y destacada por la prensa nacional entre las 5 o 6 empresas más notables de las que estaban en el vivero, y ahora además nos han otorgado un EIBT (Empresa Innovadora de Base Tecnológica). El EIBT es un galardón que otroga ANCES, la asociación nacional de CEEIs y que respalda el Ministerio de Industria.
Además el mercado y los grandes jugadores nos están escuchando y estamos avanzando mucho en alianzas estratégicas y operativas. Se diría que si que innovamos ¿no?
Y el caso es que las líneas de crédito más accesibles siguen siendo las ICO+CDTI, que son préstamos con buenas condiciones, pero en los que tienes que jugarte el tipo como con cualquier otro préstamo. Es decir, que tienes que avalar con tus propiedades (léase tu casa).
Esto nos plantea, de nuevo, que el riesgo que corre un emprendedor tencológico en España es mucho más elevado que el que tiene en USA, pero de eso ya hemos hablado antes.
Corolario: ¿Innovar? Uff, eso es muy cansado, mejor que lo hagan otros.