Narciso Cerezo

Tecnología y emprendizaje

Negocios

Mi primera experiencia con el Capital Riesgo

No voy a dar muchos detalles por mor de la privacidad que siempre hay que darle a estos temas, pero lo cierto es que hace muy poco que hemos tenido una reunión con una empresa de capital riesgo que invierte globalmente.
La verdad es que hay cosas que no se como valorar porque concurren dos elementos sobre los que no tengo conocimientos:
  • Es la primera vez que me veo en esta tesitura
  • Hay un factor cultural que hace más difícil saber el porqué de las expresiones de tu interlocutor
Con esto quiero decir que la forma de interactuar personal y profesionalmente de los españoles es muy diferente a la de otras culturas, sobre todo las no latinas.
La forma de abordar los negocios en otras culturas es más "profesional" que diríamos nosotros, sin menoscabo real de nuestra propia profesionalidad. Es más distante, y aunque a mi me tira la vena latina he de decir que en realidad me parece mejor su forma de afrontar la relación.
Creo que no lo hice mal, aunque mi fluidez hablando inglés podría haber sido mejor (necesito un par de días hablando solo inglés para que mi cerebro se habitúe).
No fue una presentación al uso, más bien algo de corte un tanto informal, con el único arma de mis teléfonos (el único que realmente necesito).
Mi interlocutor me hizo muchas preguntas, muy bien dirigidas para examinar si tenemos claro nuestro negocio y qué oportunidades podemos tener. Y se que hay cosas que me quedé en el tintero y alguna que quizás no expliqué con suficiente claridad. Es algo que tengo que mejorar, está claro.
En el apartado positivo he de decir que mi interlocutor dijo en varias ocasiones que lo que hacemos es muy interesante. También habló en cierto momento sobre una posible oportunidad de negocio, y lo dijo diciendo "nuestro" en vez de "vuestro".
Suelo fijarme en esos detalles en las conversaciones (así como en la comunicación no verbal), y a veces tengo la sensación de que soy un tanto paranoico y extraigo conclusiones que nada tienen que ver con la realidad.
También soy una persona muy optimista, por eso me fuerzo a mi mismo a mantener los pies en la tierra hasta que las cosas se demuestran, y en este caso prefiero pensar que estaban siendo corteses con nosotros.
En cualquier caso, salga como salga la aventura, me siento agradecido por el tiempo que me han dedicado. Se que es un tiempo muy valioso.
Y en estas, hoy en TechCrunch publican el caso de FilmLoop. Al menos estos inversores creo que no van de ese palo, pero está claro que en este proceso hay que mirar con lupa los detalles y el historial de cada parte.
Soy consciente de que esto es un proceso lento, y que si las posibilidades ya son bajas para startups de EE.UU. para nosotros que somos españoles ni te cuento, pero cuando menos es algo que nos hará ganar experiencia, y mucha.

Actualización: Me dice un amigo que no hay que sentirse marginado por ser español, por aquello del comentario de que es más complicado. Así que aclaro, la cuestión es que por desgracia a los españoles no se nos conoce por ahí por ser emprendedores y menos tecnológicos. Últimamente hay algunos casos de empresas españolas que consiguen financiación y cierta relevancia internacional (Fon y Berggi que me vengan a la memoria). La cosa parece que mejora, pero seguimos muy por detrás en la lista.
También quiero matizar el tema de FilmLoop, porque lo cierto es que si lo miras bien, esta gente quemó mucha pasta sin producir beneficios, y hay que recordar el título de un disco de Extreme: Three sides to every story: yours, mine and the truth.

Startups y los Miembros del Consejo de Asesores

Con permiso de su autor, hoy voy a actuar como traductor de un post que me ha parecido muy interesante en OnStartups.com. Como mi trabajo no es el de traductor, es muy probable que la traducción sea mejorable.
La traducción la hago con permiso de su autor, así que aunque la licencia de este blog es de tipo Creative Commons, la que aplica es la de origen, y esta reserva todos los derechos. Mi único mérito en esto es hacerlo un poco más accesible para aquellos que no dominan el inglés. El original está escrito en primera persona, y he querido mantener esa misma orientación, pero evidentemente no me hace referencia a mi, sino a Dharmesh Shah, su autor original.

Si eres un emprendedor y has pensado en formar un consejo de asesores, estos consejos pueden ser de utilidad:

He estado en ambos lados de la ecuación entre emprendedores y asesores. Como fundador de una startup, he pedido a gente que formara parte de mi consejo de asesores. También me han pedido que sea asesor en otras startups.

En primer lugar hay que resumir las dos razones principales por las cuales pondrías a alguien en tu consejo de asesores (puede aplicar una o ambas):
  1. Valor de su consejo:  La persona a la que invitas tiene experiencia y conocimientos y puede actuar como un consejero para tu startup.
  1. Valor de su marca:  La persona a la que invitas tiene una "marca" personal de reconocimiento y credibilidad. Poniendo a esta persona en tu consejo de asesores esperas que parte de esa credibilidad se "pegue" a tu empresa.
No hay nada malo en la segunda opción, pero yo diría que siempre que sea posible, tus asesores deberían ser realmente asesores (y no solo un nombre en tu página web).

Habiendo dicho esto, he aquí algunos razonamientos más sobre el tema. Estoy escribiendo desde la perspectiva del emprendedor (pero aderezada con parte de mi experiencia como asesor).
  1. No se trata de las acciones:  Es habitual ofrecer a los miembros del consejo de asesores un porcentaje de las acciones de la empresa (y nada habitual pagarles en metálico). Pero la cantidad de acciones ofrecidas normalmente es tan baja que es poco probable que un asesor quiera unirse a tu consejo sólo por esto. Pongamos un breve ejemplo. Digamos que ofreces a un experimentado emprendedor de tu sector que forme parte de tu consejo por un 0,1% de las acciones. Incluso si tu empresa fuera después adquirida por 100 millones de dólares en cinco años, como seguramente habrías emitido más acciones por el camino (probablemente para dar entrada a capital), el 0,1% del asesor se habría diluido bastante. Al final, probablemente cobraría menos de 100.000 dólares. Eso no es que no sea significativo en términos absolutos, pero si lo es en contraposición al riesgo asociado (la probabilidad de que vendas por 100 millones no es 100%). En resumen, la mayoría de los asesores saben que la participación que obtienen no vale tanto.
  1. Se respetuoso:  En la mayor parte de los casos, los que se unan a tu consejo de asesores lo hacen simplemente porque quieren ayudar. Como digo arriba, la compensación real que obtienen por su tiempo es bastante nominal. Desde la perspectiva de hacer "imagen de marca", el valor que obtienen por sentarse en tu consejo de asesores es mucho menor que el que tu obtienes de ellos. Es importante reconocer esto y ser respetuoso con su tiempo y situación.
  1. Se Razonable:  He visto varios fundadores de startups reclutar asesores, darles un pequeño número de acciones y esperar el mundo a cambio. Simplemente porque alguien entre en tu consejo de asesores (y le des unas acciones testimoniales, casi honoríficas) no significa que vayan a abrirte su red de contactos, que te vayan a buscar clientes iniciales o que te vayan a presentar a inversores potenciales. Por supuesto, puede que hagan todas estas cosas, pero cada situación es diferente. Se realista y razonable con lo que esperas.
  1. Sin responsabilidad:  Al contrario que el consejo directivo, un consejo de asesores no tiene ninguna autoridad para tomar decisiones y, por tanto, ninguna responsabilidad. Su rol es simplemente actuar como un consejero. Cuanto consejo obtengas de ellos - y que haces con el, es algo que sólo depende de ti.
  1. Asesores Informales:  Algunos puede declinar tu oferta de entrar formalmente en tu consejo de asesores (a cambio de unas acciones testimoniales), pero puede que a pesar de ello estén dispuestos a ayudarte de una forma ad-hoc. Yo hago esto muchas veces. Mi razonamiento al respecto es que al aceptar un rol formal (y tomar una parte menor del accionariado), siento que tengo cierta obligación de hacer algo realmente. (He declinado las acciones como asesor formal simplemente por que no quiero la obligación asociada). En estos casos, es posible aún conseguir ayuda. Desarrolla algún tipo de relación informal con el asesor para que, según su situación, pueda ayudarte puntualmente.
Por supuesto, nadie dice que tengas que tener un consejo de asesores. Es algo que depende exclusivamente de ti. Personalmente, creo que hay valor en ellos, pero requiere un poco de esfuerzo y energía, y obtener un valor real puede ser un auténtico reto en ocasiones. ¿Qué piensas? ¿Has creado un consejo de asesores para tu startup? Si es así, ¿Cual ha sido tu experiencia?


Actualización: Para el que tenga interés, apunto algunos artículos más sobre el tema, aunque están también en inglés y no me veo hoy con fuerzas para traducir más :)

Ross Mayfield: Advisorship
BusinessWeek: Going by the Board
The Digitalyst: Advisory Boards

Una de startup 2.0

Esta entrada va a ser un collage de diferentes cosas que tienen relación entre si, aunque quizás algo difusa en ciertos puntos, es como cuando en tu cabeza empiezas pensando sobre el precio del pan y tu mente, en una rápida sucesión de asociaciones, termina pensando en lo bien que lo pasaste en la playa hace un mes.
Así que obligadamente tengo que empezar por anunciar algo que ya he posteado desde el blog de Elondra, y es que SIMO nos ha seleccionado para participar en el Vivero en la próxima edición de SIMO 2006. Para el que no lo sepa, SIMO este año va a tener unas cuantas novedades, aunque desde mi sesgado punto de vista la más importante es el Vivero: una zona destinada a empresas de menos de dos años con productos innovadores en el ábmito de las tecnologías de la información y que estén listos para salir al mercado, vamos que no sean humo.
SIMO ofrece un stand gratuito y presencia en los medios de la feria y comunicaciones de prensa. Nada desdeñable y una gran oportunidad que no me cansaré de agradecer.
Sin duda el valor que tiene esto para mi es mayor que el propio material del stand y la promoción, porque significa que un grupo de personas de peso en el panorama nacional de las TI y la SI ha creido que nuestro producto es interesante, innovador y que tiene futuro. Ni que decir tiene que todo eso nosotros ya lo creemos, sino no estaríamos aquí, pero este tipo de avales son importantes y reconfortantes.
Quien sabe, igual un día de estos hasta merezco formar parte de alguna lista de influyentes. Lo cierto es que no es un objetivo ni mucho menos, aunque que narices, ¿a quién no le gusta el reconocimiento? Pero bueno, aún me queda un poco para poder estar en la misma lista que Rogelio o Martín. :)
Siguiendo con Loogic y Javier, ahora nos dice que Forobuscadores.com se ha puesto a la venta en eBay. Yo la verdad es que ya alucino con tanta tontería, y perdonadme, pero es que uno no puede crear una empresa para luego venderla en eBay como el que vende un dvd de segunda mano. Si de verdad estás comprometido con una empresa, te dejas las pestañas en ello, inviertes todo tu tiempo, esfuerzo, conocimiento y hasta los calzoncillos si hace falta. Si lo vendes en eBay es que no has invertido lo que deberías para sacarlo adelante o que ya estás muy desesperado.
Sin embargo, a mi lo que me parece en realidad es que estos se han leido los últimos artículos al respecto en OnStartups.com, como este en que habla de si es que nos va a hacer falta un StartupAuction.com, y han pensado "en la Burbuja 1.0 se vendían las empresas como churros a cualquier comprador de Terras, ahora las vacas están más flacas, así que sólo nos queda eBay para sacar unos dinerillos".
Desde luego, hay quien crea empresas con la única finalidad de venderlas, y les va bien, pero es que a mi eso no me va, la verdad, y menos en plan mercadillo de ocasión.
Yo estoy mucho más en la línea de los comentarios que hace Dharmesh en otro post anterior del que reflejo una parte tal cual:

If you"re running a startup, you shouldn"t have "other projects" that are demanding more of your time.  A startup is an all-consuming process.  If you start straddling multiple things, you"re almost predestined to fail.  It"s hard enough to get a startup off the ground when you"re totally focused on it.  It"s almost impossible if you"re juggling multiple projects.

Que traducido vendría a ser algo así como: "Si estás arrancando una empresa, no deberías tener otros proyectos que consuman tu tiempo. Una startup es un proceso que consume todo tu tiempo. Si empiezas a jugar con otras cosas, estás prácticamente predestinado a fallar. Ya es suficientemente difícil hacer que una startup triunfe cuando estás totalmente enfocado en ella. Si estás llevando otros proyectos es prácticamente imposible".
Vamos, que todo esto de las subastas de startups para mi sigue siendo parte de la Burbuja Web 2.0. Y es algo que me da mucha rabia, porque perjudica a muchos otros que tienen intención real de crear valor. ¿Pero quien en su sano juicio compraría un proyecto en el que sus propios creadores no creen? Sólo se salvan si lo que ocurre es que se les ha acabado la pasta, no pueden encontrar inversores, y necesitan recuperar parte de la inversión. Pero me da que no va a ser el caso de los que se apunten a este tren en su mayoría.
Entre los creadores de terras y los iluminados de la red me temo que tendremos hasta Burbuja 3.0, y como sigamos así esto no va a parar hasta que no estén llevando las riendas la generación para la que antes de Internet no había nada, porque para ellos será tan natural que no habrá 2.0 ni iluminados.
Y es que esto de los iluminados me recuerda a un ex-subordinado que tuve en mi aventura burbujera en el sch, que encima era de mi pueblo, ya lo comentaré algún otro día que esto está quedando un poco largo...

Disclaimer: Aunque creo que queda claro, soy el director y socio fundador de Elondra, así que evidentemente tengo intereses cuando hablo de Elondra o de BaseMovil, y aunque no pretendo hacer publicidad alguna de nada de esto, creo que resulta más que comprensible que algo que ocupa la mayor parte de mi tiempo constituya una parte importante de las cosas que me preocupan y sobre las que hablo.

El emprendizaje en Europa

Hace tiempo ya que no escribo, y espero que mis pocos lectores lo comprendan y lleguen al final de este extenso artículo, os lo agradezco por adelantado.
Últimamente se escribe mucho sobre el tema del emprendizaje en Europa (sobre lo difícil que es, claro) y no se si eso quiere decir que algo está cambiando, pero al menos creo que indica que la preocupación se hace más patente y que hay cierta voluntad de cambiar las cosas, o eso quisiera pensar.
Hace poco Rogelio hablaba sobre el tema, sobre el pobre ecosistema que hay para el emprendedor. Realmente tiene razón en que no existe ni capital riesgo ni ayuda de la prensa ni de nadie, está uno solo ante el peligro.
También David Hornick, aunque él habla de Europa en general (a España ni la menciona, claro) y lo que cuenta es como lo que hay aquí, solo que aquí es peor. Entre los comentarios se aportan algunas claves interesantes de por qué en Europa las cosas no van igual que en USA, y que también afecta a por qué en España son peores.
También Rogelio hablaba sobre el emprendizaje y los ingenieros (informáticos), igual que mi amigo Sergio Montoro que da algunas pinceladas sobre el tema.
Son temas que se entremezclan y que me interesan mucho, como emprendedor, empresario e ingeniero informático, con una empresa de Internet aunque no 2.0.
Pero vamos al tema, aunque a mi me gustaría tener la misma independencia que tiene Rogelio y poder hablar sin pensar en las consecuencias desde el otro lado del charco y con el negocio bien asentado (y que conste que lo digo con admiración). No es mi caso, pungo por sacar mi empresa adelante en un ecosistema que no es ni mucho menos favorecedor.

En la parte negativa del asunto tenemos:

El mercado objetivo

En USA el mercado PYME (que los pequeños se olviden de ir a grandes cuentas) es muy grande, y aunque hay mucha empresa que sólo es el propio empresario, hay más que tienen varios empleados. Hablamos de 770 mil de un total de cerca de seis millones de empresas, con un total de 113 millones de personas empleadas. Todos hablan inglés (por mucho que cada vez haya más hispano hablantes, estos también hablan inglés). Todos tienen conciencia de ser un país, aunque cada estado tenga sus propias leyes e idiosincrasia.
En Europa tenemos un montón de paises, donde cada cual habla un idioma diferente y donde todos piensan que su culo es mejor que el del vecino. Si encima nos vamos a España, ya es el desmadre, aquí somos cuatro gatos y nos pegamos entre nosotros con seis lenguas diferentes. Además que hay más microempresas que en USA (proporcionalmente, claro).
En España la legislación es tremendamente mala para la proliferación de empresas, ya que la descentralización de competencias en ese "café para todos" que decía un amigo catalán, todos tienen legislaciones diferentes para las mismas cosas, complicando notablemente a las empresas salir de su comunidad autónoma.
Y encima no hacemos más que mirarnos el ombligo, como dice Martín Varsavsky en "España poco Interesa al Mundo y el Mundo poco Interesa a España". Aquí las películas todas dobladas (que parece ser que es cosa de la época franquista para controlar el contenido de los diálogos), las canciones todas en Español, y los libros también aunque sean pocos. Yo que casi toda la música que escucho es en inglés, y que hace años que casi todo lo que leo (técnico y novelas) también, pues me siento un poco raro, la verdad.

La cultura del emprendizaje

En España, si quieres emprender ponte un bar de copas, que eso triunfa. O quizás una fábrica de chorizos o un negocio de politonos, que toda esas cosas las entendemos y nos encantan.
Aquí llegas a un posible inversor y le dices que vas a montar un hotel rural y no pasa nada, pero le dices que tienes una innovación tecnológica importante en el terreno de las nuevas tecnologías y la cara es impresionante, y si encimas vas y le dices que es algo con enfoque internacional pues ya te contesta "¿Pero tu te has fumado algo, chaval?".
Encontrar empleados que piensen que el empresario es un tío que ha arriesgado y que les da trabajo, y no un explotador que vive a costa de robar a sus empleados, hay veces que es difícil. Yo no me quejo, mis empleados son buenos y creo que tienen perfecta conciencia de dónde están y lo que significa, en cierta medida se puede decir que son también emprendedores porque colaboran en una apuesta, asumen un riesgo, que es de lo que se trata.
Eso en un país donde el éxito se traduce en ser funcionario, con todo el respeto para ellos (mi padre lo es), o en ser notario (doy fe, como "el luisma" de la serie Aída).

La educación
Si tienes un título universitario tienes que aguantar a diario que te digan "si eso no sirve para nada" o "eso ya lo regalan con las cajas de galletas". Yo no soy precisamente un defensor a ultranza de los títulos universitarios, de hecho empecé y me pilló la burbuja de Internet por medio, con lo que al final la cosa se quedó ahí hasta que decidí terminar (compatibilizando universidad, trabajo y familia). Y es algo que cuesta trabajo y esfuerzo para que vengan a decirte que eso se saca con la gorra y que para ser informático no hace falta estudiar. Así nos va la cosa. A ver cuando entiende la gente que un albañil con 30 años de experiencia puede hacer una casa de dos plantas y hacerlo bien, pero jamás podrá hacer un edificio de 10 plantas ni un puente, porque para eso hace falta algo más que experiencia, hace falta ser arquitecto. Y con la informática pasa lo mismo, podrás ser un crack tirando líneas de código, pero si no sabes lo que es un autómata finito nunca podrás enfrentarte correctamente a ciertos problemas y la solución será nefasta. La de veces que he tenido que sufrir eso.
Si a esto añadimos que la educación universitaria tampoco es de lo mejor, pues apaga y vamonos. Y no es que lo que se imparte se haga mal o tenga poca profundidad, creo que en España se peca de exceso de profundidad y de mala orientación. Por que a mi que venga alguien y me explique cómo es posible que yo tuviera asignaturas como "Historia de la ciencia" en segundo curso de carrera, en una carrera de seis años en la que no se daba orientación ninguna para cosas más importantes como serían los conocimientos mínimos de gestión de empresas para poder ser empresario, no sólo un machaca-teclados.
Sergio dice además que los ingenieros somos malos como empresarios (y lo dice un ingeniero, que conste) porque sólo queremos sacar productos perfectos porque nos guía algo más que el dinero. Tiene razón, a mi me guía algo más que el dinero, el deseo de hacer algo que realmente me gusta y me apasiona, pero lucho con mi yo interior para evitar ese tipo de cosas (sacar productos perfectos), al fin y al cabo las empresas son para ganar dinero. (Por eso no existe la Web 1.0 ni la 2.0, Internet lleva mucho tiempo ahí y las empresas no son "de Internet" ni "Web 2.0", son máquinas de generar beneficios económicos).

El apoyo institucional
Ya que el capital riesgo no acompaña, ni la cultura, ni tantas otras cosas, se podría pensar que las instituciones deberían hacer algo. De hecho se les llena la boca de decirlo y salen en todas las fotos posibles para "apoyar" el emprendizaje.
Yo de momento, he visto como las subvenciones para "el desarrollo tecnológico" y para la innovación son exclusivamente para las empresas que lo aplican, no para las que lo fabrican (excluidas expresamente). Aunque la verdad, para que te den el 50% de la inversión y luego tengas que pagar el 30% de la misma en el impuesto de sociedades, pues no se si merece la pena.
También he visto como se construyen oficinas para favorecer la implantación de nuevas empresas tecnológicas, y luego se dan estas oficinas a una gran empresa multinacional para montar un call-centre, toma innovación y toma empresa que empieza, como si no pudieran pagarse ellos un edificio y quince más, pero queda precioso en los periódicos.
Y seguiría hablando, pero lo cierto es que hoy por hoy prefiero callar, ya hablaré más adelante.

Y en la parte positiva tengo que hablar casi más de cosas que me han pasado que de términos generales, pero algo es algo:

Algo cambia en el SIMO
Hace casi un año criticaba el contenido del simo, y lo hacía con razón porque la feria había perdido mucho con respecto a sus orígenes. Ahora creo que algo importante ha cambiado. Este año el SIMO tendrá una sección de "Vivero" que se promocionará mucho, y en la que dejarán gratuitamente un stand a unas cuantas empresas recientes e innovadoras. Por supuesto Elondra se ha presentado, no se si nos cojerán o no, pero en cualquier caso creo que es algo de agradecer y sobre todo un indicativo de cambio.

Algunos si que quieren ser partners de Startups
Pues resulta que nosotros nos hemos encontrado con dos grandes empresas que si que quieren ser partners nuestros, en contra de lo que dice David Hornick que sucede en términos generales.
Por un lado Amena/Orange, que nos escuchó y le gustó mucho lo que ofrecemos. Para nosotros siempre será algo que tendremos en cuenta, ya que Vodafone por ejemplo, pasó del tema con una falta de profesionalidad increible.
Por otro lado una empresa norteamericana de hardware de la que no puedo dar detalles aún, pero que por esas casualidades del destino, supo que trabajábamos sobre móviles, lo que hacíamos, cómo integramos diferentes dispositivos con estos, y se interesaron en colaborar con nosotros. Hace un par de semanas que tuve una conference call con cuatro personas en la costa oeste de USA y otra más de su sede europea, y de momento la cosa va bastante bien. Espero muy buenos frutos de ese asunto.

Resulta que también hay ángeles
Y no me refiero a "Ángeles de Negocio", sino a personas que de pronto te brindan su mano desinteresadamente. Y como de bien nacidos es ser agradecidos, hay que tomarla, ver dónde te lleva, y agradecerlo con hechos sea cual sea el resultado final. Llegado el momento, y con el permiso de los "ángeles", les citaré a modo de pequeño reconocimiento.

Y lo cierto es que quisiera escribir algo más en esta sección, espero poder hacerlo de aquí a un tiempo, pero ya no da para más.

En resumen:
  • En España/Europa, tenemos que dejar de mirarnos el ombligo y recapacitar sobre el hecho de que todo ser humano viviente desciende de una de las siete hembras homo sapiens sapiens que vivieron hace ya muchos años.
  • Necesitamos homogeneidad legal, un marco común real de operación, y adoptar una "lingua franca". Luego que cada cual utilice la que quiera en su intimidad, pero esto es de radical importancia para los negocios, y aplica especialmente a los españoles, que los europeos en general tienen esta asignatura mucho mejor resuelta.
  • Apoyo de las instituciones, aunque aquí no tengo mucha esperanza, la verdad.
  • Reforma educativa. Llegados a la universidad debería terminar la formaciónn general y centrarse en los temas específicos de cada carrera. La única parte que debiera darse como común en todas sería cierta preparación para el emprendizaje, que como mínimo serviría para conocer mejor el funcionamiento de una empresa, donde la mayoría termina trabajando.